No recuerdo ningún momento de mi infancia en la que no estuviera dibujando. Cualquier papel que tuviera delante, incluso los cuadernos del colegio, acababan llenos de personajes. Debido a esto, decidí estudiar Bellas Artes en Salamanca, donde comencé a ver que el dibujo era mi camino. Allí aprendí que el esfuerzo y el trabajo personal van mucho más allá de lo que te pueda enseñar un profesor. Ellos te marcan el camino, pero, eres tú quien, poco a poco, vas cogiendo personalidad en tus dibujos y decides hasta donde quieres llegar, perfeccionando tu propio estilo.

   Continué mis estudios en Madrid, en la escuela superior de dibujo profesional (ESDIP), aprendiendo técnicas de dibujo y consejos que han ido marcando con fuerza mi manera de dibujar. Aparte del curso de ilustración editorial, realicé un taller propio de caricatura realista en la propia escuela. Toda esta experiencia me sirvió para enfocar mi carrera hacia la ilustración profesional. Aquí fue donde despertó mi interés, no sólo en contar historias, sino en como contarlas. Desde entonces he ido afinando mi técnica y estilo para lograr un trabajo muy personal, con una pasión muy especial hacia los detalles, buscando ese punto de realismo y vitalidad en cada uno de mis dibujos.

   He realizado talleres de concept art e ilustración fantástica y de desarrollo de escenarios. Además de encargos personales tanto para particulares como empresas.

    Actualmente soy un ilustrador colaborador de la editorial infantil BABIDI-BÚ